¿Qué es el benchmarking?

¿Qué es el benchmarking?

El benchmarking es una técnica de gestión empresarial, que pretende descubrir y definir los aspectos que hacen que una empresa sea más rentable que otra.

Su principal objetivo es realizar un seguimiento de organizaciones que son reconocidas por llevar a cabo las mejores prácticas, ya sean competidoras directas o pertenecientes a otro sector.

Se trata de evaluar sus productos, ratios, servicios y procesos, compararlos con los propios y con los de otras empresas, para identificar lo mejor y adaptarlo a la propia empresa, agregando las mejoras oportunas. No se trata de “copiar” lo que hacen otros y la incorporación de estas mejoras no debe implicar un cambio o ruptura con la cultura empresarial, se trata de adaptar las mejores prácticas a nuestra organización.

Las dos áreas con más opciones de mejoras son:

– Nivel de calidad: valor del producto, teniendo en cuenta el precio y los costes de fabricación y venta.
– Productividad: nivel de producción y eficiencia en los procesos.

La gran ventaja de la técnica de benchmarking es que nos permite saber qué organizaciones tienen las mejores prácticas y aprender de ellas, tomando decisiones en base a hechos y no en intuiciones.

El éxito de esta técnica de gestión empresarial reside en saber dónde localizar la información, que debe ser veraz y actualizada, y cómo procesarla, para que sea realmente útil y nos ayude a tomar decisiones de negocio.

También es importante destacar la importancia del benchmarking interno, realizar el proceso dentro de la propia empresa, aprendiendo de las buenas prácticas de los empleados.

Cuando una empresa decide llevar a cabo un benchmarking planificado, con unos objetivos claros, lo más habitual es recurrir a consultoras externas. En Sternaliza el benchmarking es parte de nuestros servicios, como base de los análisis de mercado, productos y proveedores, así como en estudios y comparativas del sector.