Logística más sostenible: propósitos 2018

Logística más sostenible: propósitos 2018

España es uno de los pocos países europeos que en lugar de disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, están aumentando. Las operaciones logísticas y de transporte son responsables del 25% de las emisiones de CO2 en España.

Por esta razón, de cara al 2018 la Agencia Europea de Medio Ambiente apoya la idea de reducir la contaminación nacional logrando una actividad más sostenible.

Claves para conseguirlo:
Lean&Green: 15 empresas se muestran predispuestas a luchar por la eficiencia en la cadena de suministro y en la reducción de las emisiones de CO2. El objetivo es que, en 5 años, estas empresas reduzcan sus emisiones de gases de efecto invernadero un 20%.

Sistemas de propulsión alternativos: cada vez más en España se están empleando los vehículos con sistemas de propulsión alternativos al diésel, como por ejemplo el GNL (Gas natural licuado) o vehículos híbridos o eléctricos. Para fomentar este uso, son necesarios incentivos y ayudas, por parte del Gobierno, a las compañías que renueven su flota de vehículos.

Intermodalidad: el hecho de combinar dos o más medios de transporte a la hora de llevar una mercancía, puede resultar más sostenible. Por ejemplo, transportar una carga en camión hasta un puerto y depositar el camión en el barco, es más sostenible que hacer toda la ruta en camión.

Luz solar: teniendo en cuenta que los centros logísticos operan de día y de noche, es importante aprovechar los recursos naturales como la luz solar durante el día, reduciendo así el consumo eléctrico y de luz artificial.

 
Fuente: CdeComunicación.es