Externalización: una estrategia para ganar competitividad en la empresa

La externalización o outsourcing es la entrega de actividades propias de una empresa a otra especializada en el tema. Es una fuente de ventajas tanto para grandes compañías, medianas y PYMES. Es cierto que, muchas PYMES hoy por hoy lo ven como una amenaza, ya que temen perder poder, control e información.

Una de las principales ventajas es la reducción de costes, la mejora de la competitividad y la rentabilidad que obtiene la empresa.
Es importante destacar que hay procesos que una empresa nunca debe externalizar, como son los que nos diferencien de la competencia. Por ello hay que encontrar un equilibrio entre ambas partes y desarrollar una estrategia cualificada. El resto de actividades que no son el negocio principal de la compañía son delegables a un tercero, el cual es especialista y aporta valor a la compañía. Los departamentos que más se externalizan en manos de empresas muy especializadas son los de producción, operaciones, administración, recursos humanos etc.

Fuente: abc.es

Escribe un comentario